CAJÓN DE SASTRE DE UNA HORMIGA DISIDENTE E INDIGNADA



sábado, 28 de marzo de 2009

LA HORA DEL PLANETA Y DARWIN



Una hora no es mucho para un planeta que existe desde hace tantos millones de años (no sé exactamente cuántos) pero a los humanos nos parece demasiado tiempo para estar “a oscuras”, sin poder hacer nada de lo que solemos estar haciendo siempre. ¿De qué manera se las arreglaban hace tan solo cien años?
Como siempre las excusas: “con apagar las luces un rato no se soluciona nada”, bueno, y no apagándolas tampoco.
Es un gesto que indica hasta dónde somos capaces de llegar. Si no somos capaces de estar 60 minutos desconectados es que estamos francamente mal. Bueno, seguro que mucha gente lo habría hecho si hubiese tenido un buen motivo. Todos hemos hecho cosas absurdas, difíciles e inverosímiles cuando hemos deseado conseguir algo a cambio, algo realmente “interesante”, un ligue estupendo, un premio, una entrada para un concierto, la aprobación o admiración de la gente... entonces sí que sacamos fuerzas y ánimos de donde sea. Da igual lo que haya que hacer, se hace y que bien nos sentimos porque “somos capaces”, eso sí, con nuestra recompensa bajo el brazo. Para mí, lo que realmente tiene mérito es hacer las cosas que hay que hacer sin recibir un beneficio propio a cambio. Ser conscientes de lo que nos mueve a actuar. Si no, somos como marionetas movidas por los hilos de los deseos.
Me voy del tema.
El planeta es sabio. Va a seguir existiendo cuando no quede petróleo, agua potable ni la mayoría de las especies. Los “recursos” naturales no son tales. Desde el momento en que se comercia con ellos pasan a ser bienes de consumo al alcance de quien los puede pagar.
Este sistema de crecimiento indefinido no es sostenible y ya ha empezado a resquebrajarse. Se “autodestruirá” por que no se ha adaptado al medio.
En este año dedicado a Darwin, (150 aniversario de la publicación de la teoría de la evolución en su libro: El orígen de las especies, 200 de su nacimiento) sería muy reconfortante ver como esta misma teoría se aplica al desmembramiento de tantos campos en los que se ha usado para justificar lo injustificable (sociología, eugenesia, economía, política, sicología etc.) y da paso a una nueva especie humana. Propongo un nombre: “homo transcendenthalis”.

Por cierto, ciclo de conferencias sobre “L’any Darwin” en las bibliotecas de Barcelona, el Ateneu Barcelonès y el Museu de Ciències Naturals de Barcelona.

martes, 17 de marzo de 2009

CREER O NO CREER



No creáis sobre la base de la fe de las tradiciones, a pesar de que hayan sido honradas desde hace muchas generaciones y en muchos lugares.
No creáis una cosa porque muchos hablen de ella.
No creáis basándoos en la fe de los sabios de los tiempos pasados.
No creáis lo que habéis imaginado pensando que un dios os lo ha inspirado.
No creáis nada en base sólo a la autoridad de vuestros maestros o vuestros sacerdotes.
Después de examinarlo, creed en lo que hayáis experimentado por vosotros mismos y reconocido como razonable, en lo que está en conformidad con vuestro bien y con el de los demás.
(Kalama Sutta)
***
MAS EN ESE BLOG

lunes, 9 de marzo de 2009

UNA NOCHE DE AMOR


Dime, ¿qué quieres que te haga ahora?
Nada, déjame a mí. Yo lo hago todo.

Es difícil dejarse ir cuando se está acostumbrada a llevar las riendas. Puede ser miedo a perder el control o desconfianza en el otro pero eso es solo al principio. Después de un tiempo son la rutina, la costumbre y la “pereza” las que hacen el resto. Nos conformamos con poco, más vale pájaro en mano.... y nos perdemos lo mejor. En realidad si no confiamos en nosotros mismos ¿como vamos a confiar en alguien la primera noche? Y al final ese poco con el que nos conformábamos ya ni nos gusta. Se apaga lentamente el deseo.

Bien, me gusta la idea.
Estas tensa.
No... bueno un poco...
No te apures, eso se pasa, verás, tenemos tiempo... cierra los ojos.
Me gusta mirarte... eres como un ángel...
Déjate llevar... cierra los ojos.... así...
Sí...

No se puede racionalizar el deseo, ni analizarlo. Nunca se está lo suficientemente preparado para la vida. Así es que después de no analizar y sí comprobar y experimentar se cambian actitudes que en realidad no son tuyas, o que son adquiridas por una carencia o una necesidad de protegerse. Ideas preconcebidas que pueden servir durante un tiempo, pero únicamente para seguir aprendiendo y dejarlas cuando ya no te permiten avanzar. Y te das cuenta de que no hay enemigo fuera, tu enemigo está dentro de ti, como casi todo. Entonces te puedes entregar sin condiciones, sin medida y sin miedo. Te rindes y ahí ganas la batalla.

Es extraño. No tenemos casi nada en común y sin embargo...
Nos hemos sorprendido los dos.
Sí, bastante! Mira se hace de día...
Dormimos un rato?
No sé si podré dormir...
Pues nos quedamos así, abrazados...
Que bien...


MCD Agosto, 2008
MAS EN ESTE BLOG

sábado, 7 de marzo de 2009

COMBINAR LA ACCIÓN CON LA RESPIRACIÓN


¿Qué es el tiempo? El tiempo es una particular sucesión de momentos. Igual que una línea que esta compuesta de puntos, de puntos unidos uno a otro. Varios puntos componen la línea. Por tanto, una línea no tiene entidad alguna. Una línea es, en último término, solo puntos. De forma similar, el tiempo no tiene ninguna entidad. El tiempo no es nada mas que la composición de varios momentos que, sucesivamente, forman un segundo, un minuto, una hora. Solo hay momentos; el momento es la única entidad. Y varios momentos componen un milisegundo; otros mas componen un segundo; unos cuantos más hacen un minuto, y así sucesivamente. Por tanto, el momento es la entidad real, y por eso habéis oído a Guruji hablar varias veces sobre “conciencia momento a momento” —es decir, puedes formar una cadena de conciencia si continuamente eres consciente de cada momento. Muchos filósofos dicen que deberías estar en el presente, nunca en el pasado o en el futuro. ¿Cuál es la formula para estar en el presente, y cuál es la formula para no estar en el pasado o en el futuro? Es ser consciente... ¿Consciente de qué? Del presente. Pero entonces, ¿cómo puedes permanecer siempre en el presente si, a cada momento, hay cambios? En este momento estas aquí; en el próximo momento estas allí. ¿Dónde estas ahora en el presente? Estas fluyendo. Es decir, estas en la línea que no existe. ¿Qué estas haciendo en este momento? No estas hablando conmigo. No. Estoy escuchándote. Eso no es el presente. ¿Cuál es el presente? El presente es tu respiración. ¿Puedes oir dejando de respirar? ¡No por mucho tiempo! El punto fundamental es que la respiración es lo único de acuerdo a lo cual tú existes en este momento. Y, por consiguiente, el darse cuenta de la respiración es estar en el presente. En otro caso estas saltando. Supongamos que estas haciendo Sirsasana y piensas: “voy a permanecer consciente de mi mente”, pero estas saltando continuamente de los dedos de las manos a los pies, de la espalda al pecho, de la cabeza a los tobillos. ¿Dónde estas en el presente? Estas en el espacio. Por tanto, si quieres estar en el presente, el yoga más esotérico nos dice que tienes que darte cuenta de la respiración. Cuando estas en la respiración, escudriñas cada momento; si observas tu respiración, cada momento se halla bajo vigilancia. Ahora, tu no estas en el presente; por eso puedes estar pensando mientras yo hablo. Por tanto, si me estas escuchando, no estas en el presente. En muchas ocasiones, no estaremos sincronizados pues yo estaré diciendo algo y tu pensando. Puedo decir la siguiente palabra, pero tú aún estarás en la palabra anterior, porque estarás pensando en ella. Entonces, si estas escuchándome, no creas que estas en el presente. No puedes estar en el presente. Puedo hacer una pausa durante un momento, pero tu aún mantienes algo en tu mente. ¿Cómo puedes decir que estas escuchándome cuando en realidad estoy callado? Tu no estas callado; estas pensando en lo que he dicho. Por eso el yoga esotérico afirma que debes ser consciente de la respiración, del aliento, para poder estar en el presente. Mientras observes la respiración yóguica estarás en el presente. No podemos hacer eso si tenemos que hacer otras cosas. Bueno. ¿Qué es el yoga? ¡Si estas haciendo yoga, entonces eso mismo es lo que se supone que tienes que hacer! Yoga es estar con la respiración; es estar con tu propia respiración. Estar con tu propia respiración es permanecer en el presente. No hay otra forma para estar en el presente. Así no perderás el flujo. Se puede interrumpir, se puede desviar. Mientras hablo, es posible que pienses en algún momento en tu almuerzo, o en alguna cosa en otra ciudad. Puede que pienses algo asi como “¿qué estarán haciendo los niños?”. En el menor momento puede aparecer la desviación. No hay otra forma de estar en el presente que con la respiración yóguica. Por eso el yoga esotérico insiste en la respiración. Los filósofos han dicho: “olvida el pasado y no pienses en el futuro”. ¡Eso es una tontería! Puede que nunca lo consigas. Solo sucederá si contemplas tu respiración yóguica. Cuanto más te unas a la respiración, más capaz serás de permanecer en el presente. ¿Podemos permanecer unidos a la respiración en todo momento? Eso es lo deseable. Si eres un yogui, eso es lo que sucederá. Estas en el camino; si continúas intentándolo, eso es lo que sucederá. No será durante veinticuatro horas; si lo haces durante veinticuatro horas, estarás en samadhi. Es como en todas nuestras acciones: tenemos que mantenernos a cierta distancia para poder estar con la respiración y ser activos al mismo tiempo. Quizás, la conexión debiera estar ahí. Esa es la razón por la que tienes que intentar combinar la acción con la respiración.

B.K.S. Iyengar, Luz sobre los Yoga Sutras de Patañjali.

Mario Stanciu, 2006
MAS EN ESTE BLOG

BENEFICIOS DE NO COMER CARNE



“Nada aumentaría tanto la posibilidad de supervivencia sobre la tierra,como el paso hacia una alimentación vegetariana”Einstein
La dieta occidental se caracteriza por su gran exceso de proteínas animales: sobre todo carne y leche de vaca. Los expertos dicen que consumimos una media del 70% más de lo necesario.La proteína cárnica tiene un prestigio exagerado y la realidad es que necesitamos muchas menos de lo que creemos. En concreto necesitamos 0,7 gr de proteína por kilo de peso.
Una persona de 60 Kg. puede satisfacer las necesidades de proteína con 50 gr. de legumbres, un yogur, pan integral y una ración de frutos secos.
La principal consecuencia de este exceso es que las células producen residuos tóxicos en la combustión porque las proteínas, a diferencia de otros alimentos, contienen nitrógeno y generan amoníaco. El hígado y los riñones están por tanto sobrecargados.
Además estos alimentos ACIDIFICAN mucho la sangre y el medio ácido es el preferido para las enfermedades. Los alimentos sanos (frutas, verduras, etc.) lo que hacen es alcalinizar el organismo.
Las dietas sin carne, o con un consumo moderado, son más saludables como la vegetariana bien realizada, la mediterránea verdadera (no la actual) o la japonesa.

BENEFICIOS FÍSICOS DE NO COMER CARNE:

Se reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón en un 90-97%, de enfermedades crónicas un 70% (diabetes, hipertensión, …) y de cáncer en un 40%. EEUU es la nación con más consumo de carne del mundo y una persona de cada 2 muere de enfermedades cardiovasculares. Estas enfermedades son prácticamente desconocidas en culturas de bajo o nulo consumo de carne
Se reduce la exposición a patógenos infecciosos como la Salmonella o E. Coli, que aun afectan y acaban con la vida de miles de personas en el mundo
Nos libramos de las toxinas que acompañan la carne, entre ellas metales pesados, hormonas, antibióticos y plaguicidas que se acumulan en el tejido graso y de los aditivos conservantes (nitratos del E-249 y E-252)
Mayor riqueza nutricional: más fibra, vitaminas y oligoelementos
Regulación idónea del agua corporal por las frutas, verduras y zumos naturales
Mejora la circulación
Evacuaciones regulares gracias a la fibra
Se agudiza notablemente el gusto y olfato y se re-educa el paladar
Mejora la capacidad de concentración
Aumentan los niveles de energía
También podemos comentar algo curioso pero importante: la hormona de crecimiento presente en los lácteos y la carne está relacionada con la aparición precoz de la menstruación. Hace 150 años las niñas tenían su primera regla a los 17 años y ahora a los 11, lo que a su vez se ha relacionado con tasas elevadas de cáncer de pecho. Esta caída en el inicio de la pubertad se da en países industrializados pero no en países pobres donde ni se consume tanta carne, ni leche, ni se administra hormonas a los animales.

COMPORTAMIENTO

Existen investigaciones sobre la relación de la dieta en la actividad cerebral y en el comportamiento.Las tribus y las civilizaciones con una dieta rica en carnes rojas son más agresivas y temperamentales porque esta alimentación disminuye la serotonina. Y niveles bajos de esta hormona se relacionan con trastornos depresivos, irritabilidad, ira y tendencia a la agresividad.
Las tradiciones religiosas pacifistas de India, Nepal y otros lugares están íntimamente relacionadas con su alimentación a base de arroz y legumbres, ricos en hidratos de carbono complejos y triptófano que favorecen la producción de endorfinas.
Es decir, a mayor consumo de carne mayor agresividad.

ANATOMÍA

Dicen que anatómicamente nos parecemos mucho a los grandes simios que en general no se alimentan de carne. Los gorilas son estrictamente vegetarianos y los chimpancés algunas veces cazan pero luego vuelven a su base de dieta que es frugívora y vegetariana.
Como especie no somos ni carnívoros ni herbívoros porque no somos rumiantes. Aunque nos podemos adaptar a cualquier dieta, somos básicamente frugívoros y vegetarianos.
Nos han hecho creer que la dieta actual es la civilizada y más adaptada a nuestro organismo pero no es así.
Hay una larga lista de diferencias entre los carnívoros y nosotros.
Ellos tienen dientes largos y curvos adaptados a desagarrar carne, glándulas salivares pequeñas, un tracto digestivo corto (sólo 3 veces la longitud del cuerpo) que les permite eliminar rápidamente de su cuerpo la carne en descomposición, instinto de matar in situ, garras, orina y saliva ácidas adecuados para la carne y segregan grandes cantidades de ácidos orgánicos para digerir la carne cruda.
Los seres humanos en cambio tenemos uñas achatadas y flexibles, saliva y orina alcalina, caninos minúsculos comparados con los animales carnívoros, intestinos 12 veces la longitud del cuerpo y colón enrollado que retiene el alimento en sus vellosidades mucho más tiempo y por lo tanto fermenta o produce putrefacción y el estómago segrega pobre cantidad de ácido clorhídrico que difícilmente le capacita para digerir estas proteínas.
Además, el hombre moderno también tiene aversión a la carne cruda y las vísceras y por ello, si tuviésemos que matar nosotros a los animales, nos volveríamos vegetarianos directamente. De hecho, es lo que pasa a muchas personas cuando visitan los mataderos.

ETICA

Pero la verdad es que no deberíamos necesitar ninguno de los anteriores argumentos para no comer carne.
Aunque la carne fuese sana, sostenible y adaptada a nuestro cuerpo, no tendría sentido su consumo (habiendo otras opciones) por una sencilla razón: no comemos cadáveres de seres vivos que sienten y mucho menos creamos campos de concentración que haga su vida miserable hasta el extremo. Por corazón, sensibilidad, amor, conciencia y por respeto a la naturaleza y a la Vida. Y porque la Ética no es divisible, para humanos sí y animales no, sino que es para todos.
No es casual que todos los grandes profetas y pensadores fueran vegetarianos: Buda, Zoroastro, Pitágoras, Jesucristo y que también haya muchos vegetarianos ilustres en la historia: Kafka, Thomas Mann, Gaudi, Bernard Shaw, Tolstoi, Gandhi, etc.
“Los animales son mis amigos y ¡yo no me como a mis amigos¡”Bernard Shaw
***
MAS EN ESTE BLOG

viernes, 6 de marzo de 2009

PEPE RUBIANES


Era “el hombre que reía” según le llamaban allá en África...
Pero por dentro lloraba, sufría y compadecía. Por eso reía siempre, para contagiar a los demás y aliviar sufrimientos. Para muchos solo fue un bufón más que podía gustar o no. Un cómico, un sátiro criticón y obsceno. Pero eso era solo una protección para su supervivencia, una pantalla donde proyectar exactamente lo que quería que se supiera de él mismo. Sabía decir las cosas más triviales con solemnidad y explicaba las grandes verdades de la vida como si fueran chascarrillos, anécdotas de su propia vida corregidas y aumentadas que nos sorprendían por su cotidianidad.
Hace unos años le vi en la barceloneta, esperaba en una esquina, serio, mirando a ambos lados. Cuando llegué cerca de él le saludé: “Hola” ¿Qué se le dice a una persona que conoces pero que no te conoce a ti? Automáticamente cambió su semblante, sonrió ampliamente y contestó con voz profunda: “!Hola guapa!” Me contagió su sonrisa y me alejé feliz.
Gracias Pepe, por todo.
MCD 2009

jueves, 5 de marzo de 2009

LA RELIGIÓN DE LOS SAMURAIS


En las artes, el Zen ocupa un lugar privilegiado. Algunas son específicamente Zen, incluso sobre un plano puramente histórico, tales como la ceremonia del té, el arte de las flores, una parte importante del arte de los jardines, el arte de la alfarería en todo un periodo de su evolución. Otras fueron profundamente transformadas y para decirlo así recreadas por el Zen, como la pintura y la caligrafía, y las artes marciales.
Cuando el Zen llega al Japón, encontró a un pueblo cuya ocupación habitual era la guerra: guerras civiles, violencias, expoliaciones, masacres deportaciones, separaciones, eran desde el norte hasta el sur del país, la suerte común de los japoneses de esa época. El genio del Zen transformó las técnicas brutales de la guerra en artes que no se preocupaban mucho de la eficacia guerrera sino de la búsqueda de sí mismo. Todas estas técnicas se convirtieron en método de perfeccionamiento espiritual. El sable, el arco y las flechas ya no eran instrumentos de muerte, sino soportes de meditación. Este combate se volvió un combate puramente espiritual, el enemigo fue descubierto en sí mismo, en las ilusiones del ego que nos impiden ver nuestra verdadera naturaleza y a las que hay que destruir sin piedad. Bajo esta maravillosa influencia, nació el Bushido, conjunto de principios morales, código de honor, disciplina caballeresca que recomienda la cultura de cualidades físicas y morales, el coraje, la simplicidad y la frugalidad, la lealtad y la justicia, el desinterés y el menosprecio de la muerte. Tanto y tan bien que el Zen fue llamado “ la religión de los samuráis”.
Aparentes u ocultos, se encuentran todos estos elementos en las artes marciales modernas, y más especialmente en el kendo, en el caído, arte de la manipulación del verdadero sable, y en el tiro con arco. Se los encuentra también en el espíritu del aikido, codificación moderna de las más antiguas artes de auto-defensa. También existen, pero de una manera menos aparente, en el judo.
Sea cual sea el arte que practiquéis, sea cual sea la manera de practicarlo, siguiendo cada uno su temperamento, no podéis impedir que un día u otro encontréis el Zen y que seáis profundamente impregnados por su esencia. El Zen puede ayudaros en esta lucha de todos los instantes que es la vida moderna, y permitiros, mejor que cualquier otra influencia espiritual, encontrar este equilibrio físico y moral que tan ávidamente busca el hombre del siglo XX.
Un día, desde la cima de un promontorio, un hombre veía el mar por primera vez en su vida.
“!Que bello! ¡ Que grande!” decía con el aliento cortado.
“Y eso que no ves más que la superficie!”, le dijo su amigo.
El Zen y mi maestro Taisen Deshimaru me han enseñado a ver algo más que la superficie del mar, algo más que lo exterior del mundo, algo más que la apariencia del hombre, algo más que las técnicas de artes marciales. Ellos me han enseñado a encontrar a través de su ruda educación y no sin dolores algunas veces, el verdadero sentido de las artes marciales y el verdadero sentido de la vida.
Deseo que los lectores de este libro y todos los practicantes de artes marciales sepan también apreciar y conservar esta inestimable maravilla que Taisen Deshimaru Roshi les ofrece con toda su experiencia de artes marciales aclaradas en sus profundidades y sublimadas por su enseñanza: esta enseñanza superior es zazen, la meditación sedente del Zen, que es el común denominador y el punto en el que culminan todas las prácticas, todas las artes, todas las maneras de vivir.

Doctor CLAUDE DURIX
Fragmento final del libro de TAISEN DESHIMARU, ZEN Y ARTES MARCIALES

miércoles, 4 de marzo de 2009

MITIFICANDO EL MUNDO



Los que rechazan los rituales sagrados y los mitos deberían tener presente que incluso frente a nuestra desenfrenada sociedad secular (y precisamente a causa de ello), las personas continúan ritualizando sus vidas y mitificando el mundo. La gran diferencia es que los rituales (ir al fútbol los domingos) y los mitos seculares (especialmente la idea de progreso ilimitado) no tienen el poder de cambiarnos a mejor. De acuerdo con el último libro del psiquiatra Rollo May, anhelamos el mito. Es por ello que mucha gente que se ha visto privada de su anclaje mítico tradicional busca refugio emocional e intelectual en alienígenas, revelaciones de fin de milenio y otros productos similares provenientes de la Nueva Era.





(El presente fragmento es una traducción libre del artículo original inglés publicado en http://www.cycleoftime.com/articles_view.php?codArtigo=49
Georg Feuerstein es uno de los investigadores de Yoga más importantes del mundo; ha publicado más de 30 libros y es fundador-director del Yoga Research Center en California.)


http://www.abserver.es/yogadarshana/index.htm

***
MAS EN ESTE BLOG

MEDITACIÓN EN LA VIDA DIARIA



Sentarse con los ojos cerrados es la forma más conveniente al principio para controlar el vagabundeo mental. No obstante, cuando empiezas a saber, incluso solo un poco, cómo ejercitar este control sentado inmóvil en meditación, puedes continuar haciéndolo mientras paseas, permaneces de pie o llevas a cabo cualquier actividad normal.

Esto se lleva a cabo dividiendo tu atención en dos, utilizando una parte para la meditación interior y la otra para las actividades rutinarias. Descubrirás que, contrariamente a lo que parece, tus actividades diarias se llenan mucho más de sentido y son más eficientes. La meditación que interioriza y el subsiguiente estado de tranquilidad proporcionan un soporte energético y dotan de sentido tu actividad exterior.

Si la meditación no conlleva una relación con la vida diaria, ¿qué puede tener de positiva? Una meditación que ignore la sociedad no tiene sentido y no es buena para nadie. Meditar en medio de la actividad significa traer todo el mundo a tu meditación. La auténtica práctica de meditación no tiene nada que ver con sentarse en un lugar tranquilo o no, cerrar los ojos o no, estar en soledad o no.

La meditación en medio de la actividad es incomparablemente superior al acercamiento silencioso. Este tipo de meditación realmente produce una transformación interior significativa y conduce a la iluminación. Por supuesto, meditar en medio de distracciones es inicialmente mucho más difícil —con pocas compensaciones a corto plazo— que sentarse en soledad y quietud. No obstante, si deseas que la elevada conciencia de la meditación sea parte de tu vida, entonces deberás meditar en todo momento durante tu vida ordinaria; deberás permanecer internamente en meditación, sin importar lo que hagas externamente.

A menudo sentirás que no obtienes nada con la práctica de la meditación en medio de la actividad, mientras que el acercamiento en soledad proporciona rápidos e inesperados resultados. Pero ten la seguridad de que quienes practican únicamente en soledad nunca entrarán en meditación en medio de la actividad diaria, que es el auténtico sentido de la meditación.

La meditación en soledad tiende a separar nuestra vida espiritual de nuestra vida ordinaria, y esto es solo esconderse de la realidad. Un auténtico yogui o yoguini (mujer que practica el yoga) no se esconde.
http://www.abserver.es/yogadarshana/elmisteriodelameditacion.5.htm

domingo, 1 de marzo de 2009

CONVERSACIÓN SOL Y SOMBRA



En una ocasión le preguntaron a Sócrates si era mejor casarse o no casarse y él contestó: “Cualquiera de las dos cosas que hagas te arrepentirás”.

El :Todos los órganos humanos se cansan alguna vez, salvo la lengua.Ella:Hay dos maneras de conseguir la felicidad: una, hacerse el idiota; otra, serlo.El:Toda palabra es una palabra de mas.Ella:
Conócete, acéptate, supérate.El:
Yo siempre traspaso los buenos consejos que me dan. Es para lo único que sirven.
Ella:
Donde hay poca justicia es un peligro tener razón.El:Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa.
Ella:
Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo; no sea que te chamusques a ti mismo.
El:Que?Ella:No me estas escuchando?
El:Que sí.
Ella:Estas diciendo que hablo demasiado?El:Que?Ella:
Que no me escuchas.El:Y tu no me entiendes.Ella:
Mnmmmm
El:Ahhh
Ella:
Se hace tarde, nos vamos?
El:
Vale, vamos. Te quieroElla:
Yo tambien te quiero.



MCD 2006
***
MAS EN ESTE BLOG