CAJÓN DE SASTRE DE UNA HORMIGA DISIDENTE







domingo, 14 de febrero de 2010

SAN VALENTIN DEL CONSUMISMO ABSURDO



REAL, COMO LA VIDA MISMA
NOS DECLARAMOS OBJETORES DE CONCIENCIA DEL DIA DE LOS ENAMORADOS
MACABRO INVENTO DE LOS GRANDES ALMACENES QUE COACCIONA Y REBAJA LOS SENTIMIENTOS MAS SUBLIMES A UN MERO MERCANTILISMO MATERIALISTA
POR UN MUNDO MEJOR
!DECLÁRATE OBJETOR!
***
RAFA Y MERCHE
***
MAS EN ESTE BLOG

7 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

Si al menos el "amor" fuese lo importante. De todas formas, voy a aprovechar para declararle mi amor a todos los que amo. Omitamos el negocio. Un beso.

Isabel Martínez dijo...

Nunca he celebrado San Valentín. Por tanto, ni he regalado ni me han regalado. Son gilipolladas consumistas.

mariajesusparadela dijo...

Cada vez que dicen el "Día de" recuerdo el desembarco de Normandía y me da ganas de declarar la guerra... (y eso que soy pacifista)

Eastriver dijo...

Con Susana, mi amiga de el cajón de los pretextos, cuando éramos jóvenes, hartos del día de fin de año, ese día en que está obligado por decreto ley pasarlo muy bien, nos inventamos el AFA, una fiesta Anti Fin de Año. Consistía en ser una fiesta normal, sin exageraciones, huyendo de todo lo más manido del fin de año, para pasarlo bien pero no por obligación. Sin obligación de emborracharse ni de bailar la conga. Pues bien, como coincido contigo, propongo el ASV, o Anti San Valentín. Porque si uno ama debe amar todo el año, y demostrarlo todo el año, y contar hasta diez antes de hablar todo el año (lo de contar hasta diez es el mejor consejo que me dieron cuando comencé a vivir en pareja).

No celebramos San Valentín. Puro comercio. Pero sí que celebramos un poquito, solo un poco, Sant Jordi, que en Catalunya es el día del libro y de la rosa, una especie de dia de los enamorados muy propio. Nos regalamos una rosa, amor y belleza, y un libro, cultura. También es comercial pero bueno, viven los libreros y las gitanas que también lo merecen ni que sea un día al año. Un petó molt fort!!!

Anónimo dijo...

Hola sabes ha sido muy curioso tu articulo a mi me pasa lo mismo no recuerdo los momentos felices, pero tengo algo a mi favor tampoco rrecuerdo los malos, y eso algunasveces me incomoda cuando estoy con amigas de la infancia en fin tendre una memoria muy rara muy selectiva...

vendre algúnratito a estar aqui ¡vamos si recuerdo que me gusto te pongo en favoritos

saludos

Fata Morgana dijo...

Pues mira, yo que vengo del Mundo del Revés, según recuerdo allí se veía mucha gente cogida de la mano... Y niños en brazos de sus madres, no en sus carros. Ýo me enteré de que existía ese codichoso día de los enamorados Aquí. Me declaro objetora, porque este día debería cebrarse CADA día, y no sólo el 14, para tapar con bombones, flores y coranzoncitos de felpa los cuernos que se ponen el resto del año.
Espero haberme explicado bien :S

Un beso.

Mercedes Thepinkant dijo...

Pulgarcito,
Preciosísima tu entrada de San Valentín.

Isabel,
Tú sí que sabes.

María Jesús,
Te entiendo perfectamente.
Además me has recordado a Woody Allen, que saliendo de una ópera de Wagner antes de que terminase dijo: ¡Uf! No podía resistirlo más, me estaban entrando ganas de invadir Polonia! Creo que era en Misterioso asesinato en Manhattan.

Ramón,
Me parece una excelente idea.
Yo tampoco suelo celebrar el fin de año de la manera tradicional.
Lo de contar hasta diez antes de hablar lo lleváis muchísimo mejor los hombres, me parece a mí, yo casi nunca llego ni a cinco, tendré que practicar.
Sant Jordi me resulta un poco agobiante.

Anónimo,
Bienvenid@, quien seas.

Fata,
Ese mundo del que vienes es al que debemos ir, si aún nos queda algo de dignidad.
Te has explicado perfectamente, como siempre.
El tamaño del diamante es proporcional al de los cuernos.

Besos pa tos.