CAJÓN DE SASTRE DE UNA HORMIGA DISIDENTE







martes, 17 de agosto de 2010

EL MEGALITO Y LA HORMIGA


FOTO: MEGALITO MANOLITO
TOSSA DE MAR
BY THEPINKANT


Una hormiga puede mover objetos varias veces más pesados que su cuerpo, pero no miles de veces mas pesados, como lo son estas piedras.

Para hacernos una idea: el tamaño de la piedra más grande ocupa la palma de la mano de un hombre normal.

No es difícil darse cuenta de la inmensa desproporción entre semejante tarea de construcción y la pequeñez de la hormiga.

Imaginar ese esfuerzo titánico me produce un estado de pseudo perplejidad inexplicable.

Ante este inconcebible enigma solo encuentro tres soluciones lógicas:


-1- La hormiga recibió ayuda de sus congéneres.
Todos sabemos que un montón de hormigas son capaces de transportar un mamífero pequeño.

-2- La hormiga utilizó su poder psíquico/mental.
Está comprobado que el potencial mental de las hormigas supera, con mucho, el de la mayoría de los humanos.

-3-Alguna entidad “externa” usó la hormiga como vehículo para plasmar su creatividad/necesidad de expresión artística.
Tengo claros indicios de que existe una entidad superior que controla a las hormigas. Es solo una teoría, por el momento, pero con mucho fundamento.

Seguiré reflexionando sobre el tema.
***
MCD, JULIO-10
MAS EN ESTE BLOG

10 comentarios:

El alegre "opinador" dijo...

Para mí que había una entidad superior a la hormiga que hizo en megalito y le echó la "culpa" a la hormiguita.
Besos.

NINA dijo...

La hormiga que lo hizo, era rosa?

Pulgarcito soñador dijo...

Que invitación a sentarme, con una música suave y un te, y pensar, cual es el trabajo de la hormiga.
Un beso.

RAB dijo...

Mira, yo no sé, pero tomando en cuenta que todo un hormiguero puede erosionar los cimientos de una casa y con los años y los siglos, dicen, derrumbarla... no me extrañaría a mí que la hormiga recibiera algun ayuda hormigal para hacer el monolito...
(y hay que ver con qué gusto además:)

:+

Josep Galbas dijo...

Es bien conocida la enorme fuerza de estos diminutos insectos. Menos tal vez su tenacidad, que las empuja a emprender empresas colosales.
Sin duda, el trabajo lo realizan ellas, laboriosas, incansables, pero la fuerza que las empuja es {el espiritu del hormiguero}. La excepcion es con las hormigas rosas. Especie aparte, pequeñitas, breves de cuerpo, pero grandes, muy grandes de corazon y luchadoras incansables. Esta rara especie {nada que ver con la cursi pantera rosa} además de emplear su cuerpo trabajando duramente, ejercita su mente buscando un camino, una respuesta. No se contenta con el orden 'establecido' y edifica su propia obra como se ve en la foto. Bravo, hormiguita luchadora. Que la fuerza te acompañe.

xnem dijo...

Hace muchos años que no paso por La Mar Menuda, ni por el Senyor Ramón, ays!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

me quito el sombrero en tus reflexiones...

Mercedes Thepinkant dijo...

Tenía previsto responder a los comentarios con otra entrada pero tendrá que ser más adelante (o no será. Otros temas se acumulan.
Por eso la tardanza.

Alegre opinador,
que siempre tengamos que estar "echando la culpa" a alguien... ¡Dios! que país de cultura judeo-cristiana culpabilizadora y culpabilizante hasta por respirar. Perdón por existir.
Un abrazo.

Nina,
creo que sí, aunque ella no es consciente.
Baci.

Pulgui,
¿ya pensaste en el trabajo de la hormiga? Si además del te y la música suave hay una mantita para acurrucarse debajo me apunto contigo, a pensar o a divagar.
Besos.

Rab,
no vas desencaminada, artística nos salió la hormiga.
Beso.

Josep,
no creo que la hormiga rosa sea una especie aparte en absoluto. En lo demás de acuerto completamente contigo, menos en lo de la pantera rosa cursi, eran mis dibujos favoritos de pequeña.
Besos.

Xnem,
no conozco al Senyor Ramón. Dame una pista.
Yo estuve en casa de "La Faraona de Utrera", como una reina, oye.

Otra vez viajar al olvido...,
pues póntelo otra vez, que hace frío ahora en tu tierra, no te vayas a resfriar.
Pasé por tus blogs, un placer.
Un saludo

diminuto blog dijo...

Grande Manolito.

;-)

Muchas gracias por el enlace, Mercedes.

(Recuerdos de Vejer...)

Oscuro dijo...

muy bueno!