CAJÓN DE SASTRE DE UNA HORMIGA DISIDENTE







viernes, 10 de junio de 2011

SUBYUGACIÓN

Ciegos, sordos, mudos.
Los hombres atados a su propio deseo inalcanzable pervierten el único modo de liberación posible:
el amor.

Altiva, herida,  vengativa.
La mujer renuncia a su placer por el poder de subyugar al hombre, haciéndose cómplice así de la perversión del amor.







Subyugar:  1. tr. Avasallar, sojuzgar, dominar poderosa o violentamente. U. t. c. prnl.

                   2. tr. embelesar.
Embelesar:1. tr. Suspender, arrebatar, cautivar los sentidos. U. t. c. prnl.

MCD, JUN-11

10 comentarios:

NINA dijo...

Si te contara....

Baci

mariajesusparadela dijo...

Y, sin embargo , el amor pervive sobre los unos y las otras.

Caruano dijo...

La segunda acepción de subyugar me gusta más.
La foto es como un cuadro de Dalí, pero de colores más saturados.
Me gusta volver a saber de ti.
Besos.

Mercedes Thepinkant dijo...

Nina,

cuéntame, por favor.
Hablamos, besos.

Mª Jesús,

a veces me cuesta creer que así es.
Gracias por recordármelo.
Besos

Caro Caru,

evidentemente la segunda acepción siempre es la mejor.
Me alegra que aparezcas por aquí.
Besos

nomesploraria dijo...

Ciego, sordo y mudo, no; atado sí mola

Mercedes Thepinkant dijo...

Sr. Només,
para estar atado hay que ser ciego, sordo o mudo, o las tres a la vez, sino, no vale.
Saludos

David C. dijo...

Por eso la primera lección es "saber amar".

Liliana Lucki dijo...

Es atractivo y subyuga.

Lindo tema !!!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Es lo malo de asentir como un borrego.

Saludos y buen fin de semana.

Stalker dijo...

eliminar esa subyugación primera: tarea imperativa que habría que abordar desde la atención y la lentitud, para no incurrir en otro tipo de violencia...

para llegar a un embeleso, a un arrebato sin servidumbres, si acaso es po(e)sible