CAJÓN DE SASTRE DE UNA HORMIGA DISIDENTE E INDIGNADA



martes, 15 de junio de 2010

EL ORÁCULO DE MINERVA


“Date el tiempo de concentrarte para escuchar, recibir y traducir en hechos la verdad y justicia que te serán reveladas”

«Desechada la corneja de la compañía de Minerva recibió la lechuza o mochuelo, porque esta ave ve de noche, y al sabio, entendido por Minerva, ninguna cosa se le debe esconder por encubierta que parezca; y porque así como esta ave está de día escondida y retraída en lugares oscuros, apartada de la conversación de las otras aves, así el sabio con deseo de la especulación se retrae a lugares solitarios, porque en la familiaridad y frecuencia de la gente no hay quieto reposo para filosofar; y porque el contemplar y considerar tiene más fuerza de noche que de día, y el ánimo muestra en este tiempo más vigor, por esto se denota esto más con estas aves nocturnas que con otras.»


Filosofía secreta, 1585, Juan Pérez de Moya

12 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

Ya simbolizaba la lechuza a la diosa Atenea, símbolo de sabiduría, madre y origem de la romana Minerva.
La lechuza tiene luz en sus ojos y ve en la oscuridad, sea ésta física o metafórica. La sabiduría espanta al oscurantismo.
Roguemos a Atenea. Roguemos a Minerva. Que seamos dignos de sus amparos.
Besicos, querida Mercedes, y que Minerva te proteja.

Pulgarcito soñador dijo...

No sé "cuanto" quiero saber. No sé si quiero ser una lechuza o como ella. Sólo sé que me ha provocado profunda admiración. Un abrazo.

tula dijo...

Escuchar por dentro, escuchar por fuera.
La gente te arrastra, es el orden social, es como luchar contra la corriente de un río y son necesarias 25 horas al día, de ahí la lechuza.
un beso...viajera.

jnj dijo...

Es la "senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido", como apuntase fray Luis.

Paradójicamente, es cierto lo que la noche ilumina.

Por cierto, a la corneja, toda vez descartada por la diosa, no le quedó otra que pasarse al enemigo, esto es, del pensamiento y la razón, a la superstición y el agüero. Y, así, se aparecía al Cid Campeador a diestra y siniestra.

Claro que, por ley compensatoria, también existe una corneja no córvida, sino rapaz y nocturna, a modo de pequeño búho.

Besos nocturnos.

NINA dijo...

Ahhhhhh......
me encanta aprender en los blogs!
Atenea y Minerva son la misma?

Baci

Mercedes Thepinkant dijo...

Isabel,

De regreso del país de tu hada preferida, bienvenida.
Espero que sea como dices y la sabiduría espante al oscurantismo que se nos viene encima. Otra edad media no, por favor.
Que Minerva me proteja, sí, y que me perdone el atrevimiento de representarla.
Besos para ti también.

Pulgui,
No te veo yo de lechuza, pero un poco búho sí. Mirando con esos ojos en la oscuridad. ¿Qué miras tú en la noche? Mejor no me lo digas.
Me gusta que te provoque profunda admiración Minerva, no es para menos.
Un abrazo de lechuza.

Tula,
En el tumulto de la gente es donde podemos comprobar si estamos capacitados para escuchar lo verdaderamente importante.
Otro beso para ti, compañero de viaje.

Jnj,
Tengo que releer a Fray Luis,
No sabía lo de la corneja y el Cid.
Me pregunto cuantos de los individuos nefastos que manejan los hilos en la sombra llevan una corneja al lado.

Nina,
Como bien dice Isabel, Atenea es la diosa griega y Minerva es su heredera romana.
Hasta hace poco yo tampoco lo sabía, como se suele decir: “a la fuerza ahorcan”. He tenido que documentarme y me ha parecido interesante poner este fragmento aquí.
Todos aprendemos, de eso se trata. Que bueno que te guste.
Besos

Caruano dijo...

Buenas. Vengo a aprender un rato. Y a buscar algo de protección.
Besicos.
La foto ¿es la casa de Pilatos en Sevilla?

Paco Amor dijo...

...el sabio con deseo de la especulación se retrae a lugares solitarios, porque en la familiaridad y frecuencia de la gente no hay quieto reposo para filosofar...

...pero sí abono para la sabiduría, pienso.
Cal y arena siempre hicieron buena fragua. Lo difícil, -quizás-, es encontrar luz en el retiro y sabiduría en el dicharachero y familiar pajar.

Buenos días, doña Mercedes.
:-)

Mercedes Thepinkant dijo...

Caru,
pues pase, pase, que aprender es gratis.
La protección no se yo si se la darán así como así.
Efectivamente, la foto es la casa de Pilatos, en Sevilla. Lo he mirado después, que conste, para que veas que yo también aprendo con tus comentarios.
Gracias,
Besines

Paco Amor,
Cada cosa en su momento y cada mochuelo a su olivo, o a sus quehaceres.

Es la primera persona que me llama "doña", me muero de la risa, no por el tratamiento en sí, sino porque no me veo yo de "doña".
Me lo tomo como un cumplido, gracias y bienvenido.
Un saludo

Charlie Olivares dijo...

¿Qué dice el oráculo?
ILY

Jorge Ampuero dijo...

Cierto, en esta vida es mejor darnos el tiempo y el sabio retiro de la lechuza para las cavilaciones.

Un abrazo...

Mercedes Thepinkant dijo...

Charlie,
el oráculo hablará el 10 de julio, si vienes lo sabrás...
ILYT

Jorge,
gracias por tu comentario, me paso por tu blog.
abrazo.