CAJÓN DE SASTRE DE UNA HORMIGA DISIDENTE E INDIGNADA



miércoles, 2 de diciembre de 2009

SEMINARIO DE TANTRA YOGA

















El tantra percibe el universo como un tejido donde todo se imbrica, todo se sostiene, todo actúa sobre todo.
Sólo el tiempo sagrado es "real" y es este tiempo el que puede paradójicamente suprimir las otras formas del tiempo.
El universo manifiesto emerge permanentemente de lo no manifiesto, fuera del tiempo, que es una categoría mental. Sólo subsiste un eterno ahora.
El maithuna reproduce concretamente, en tiempo sagrado, por lo tanto real, el acto creador original situado no en un pasado inexistente, sino en lo inmediato, que es lo único que existe.

Esta experiencia liberadora disuelve toda tensión interior, aporta seguridad y serenidad.

Así, el ritual tántrico traslada la conciencia del adepto a otro plano de existencia donde capta y vive concretamente estas verdades últimas. Accede entonces a lo divino, al tiempo sagrado que suprime a la vez el tiempo cíclico y el tiempo lineal.

El cuerpo es mucho más que un maravilloso instrumento de manifestación, o un admirable mecanismo biológico, es divino.

"Señores, descubrir a la verdadera mujer es una gracia; no asustarse de ella es otra. Unirse a ella exige la benevolencia de Dios... !Qué extraño encuentro! Ella aparece bruscamente entre el rebaño de falsas hembras, y el hombre favorecido que la ve se pone a temblar de deseo y de temor."

(Apuntes del seminario)

***

Si no sabemos qué dirección dar a nuestro esfuerzo perdemos la determinación de realizar esfuerzo alguno.


Este fin de semana hemos descubierto una nueva dirección para encaminar nuestro esfuerzo, un camino en el que no estamos solos. Gracias por compartir.

MCD-DIC-09


***

MAS EN ESTE BLOG





1 comentario:

Josep Galbas dijo...

Que suerte, tener hacia donde encaminar los pasos. Y que claro aparece el camino despues de un fin de semana especial. Este empujón que hemos recibido durará una buena temporada y seguro que cuando se acabe su impulso, otro tomará el relevo, pues la meta aunque lejana, ya se adivina. Seguro que ahora va a ser una experiencia nueva entrar al templo sagrado donde la diosa espera para transmutar la energia en amor.
Namasté.