CAJÓN DE SASTRE DE UNA HORMIGA DISIDENTE E INDIGNADA



martes, 30 de noviembre de 2010

TRES MODOS DE HACER EL AMOR


La sabiduría Tántrica ha establecido (por medio de experiencias y observaciones milenarias) que existen tres tendencias básicas que se pueden manifestar en las relaciones de pareja.

El amor estrictamente físico, que muchas veces es cruel, violento, egoísta y que determina que la gente se trate recíprocamente como animales o como objetos inanimados. En la tradición Tántrica este tipo de hacer el amor es simbolizado por el color negro.

Relaciones amorosas pasionales que son intensas, románticas e incitantes. En este caso el color simbólico es el rojo. Este tipo de relaciones es superior a las relaciones estrictamente físicas, pero en la mayoría de los casos este tipo de relaciones provocan la aparición de frustraciones. Más que todo son semejantes a una batalla donde el más fuerte posee al más débil.

Relaciones amorosas que son profundamente armoniosas, místicas y espirituales. Este tipo de relaciones excluyen por completo cualquier tipo de problemas relacionados con la posesividad, violencia, egoísmo o frustraciones. El control de la energía sexual evoluciona por si mismo a través del estado general de armonía profunda que se establece entre los dos. De hecho, esto es el amor Tántrico que combina la energía sexual con la práctica espiritual. En la tradición oriental está simbolizado por el resplandor del sol que difunde luz blanca resplandeciente, que aleja las limitaciones de la personalidad individual.

La mayoría de la gente experimenta los primeros dos tipos de relaciones. Por consiguiente, las parejas muchas veces pasan a través de momentos de dilemas y de periodos en los cuales las relaciones sexuales ya no tienen sentido para ninguno de los dos o aún por periodos en los cuales simplemente se renuncia a las "tareas" amorosas y a los placeres. Y cuando se superan los estados o momentos de este tipo, los dos manifiestan la tendencia de exagerar, a ir al otro extremo. Por consiguiente, experimentan muy cortos periodos de equilibrio emocional y armonía erótica. Este tipo de parejas tienen una fluctuación continua, casi como su destino que estara irremediablemente conectado a una sinuosidad.

A través de la transfiguración extática del amor Tántrico, la amplitud de dicha sinuosidad se reduce gradualmente, hasta que desaparece por completo. Por consiguiente, van a parar las actitudes y los estados característicos de la pareja en continua fluctuación, lo que le permitirá a los componentes de la pareja disfrutar de un estado permanente de armonía y equilibrio. Así, la sinuosidad se trasformará gradualmente en una línea constantemente ascendente porque las cosas desagradables que existen y se manifiestan en el ambiente donde viven, ya no podrán entorpecer los estados de conciencia alcanzados.

Dedicado a Curiyú del Nido de Serpientes y a Mario Scala, mi amigo italiano, nacido en Francia, que renunció a su nacionalidad italiana para no hacer la mili.

MAS EN ESTE BLOG
VIJÑANA BHAIRAVA TANTRA
SEMINARIO DE TANTRA YOGA
LÁGRIMAS DE ESTRELLAS, TANTRA CÓSMICO

16 comentarios:

NINA dijo...

Y cómo se procede?

Curiyú dijo...

Todo bien. El texto es maravilloso y esclarecedor y la dedicatoria un encanto, ya que es un tema que me atormenta. Orita: las relaciones en sus tres tipos, siempre están limitadas a parejas de dos?

mariajesusparadela dijo...

Habría que abrir un apartado para comentar los comentarios.

Isabel Martínez Barquero dijo...

¿Sólo tres, querida Mercedes? Pensaba que existían tantas como humanos somos.

Es cierto todo eso que dices sobre los predominios físicos o espirituales, pero creo que en la realidad suelen combinarse por etapas e, incluso, al mismo tiempo.

Un beso grandote.

tula dijo...

Muy interesante, supongo que la tercera forma es a la que todos intentamos llegar a sentir.
un beso.

Mercedes Thepinkant dijo...

Nina,
ahissss que difícil. En eso estamos.
Besines.

Curiyú,
no te atormentes más. En el amor todo vale, nada es limitado sino por nosotros mismos. Tenemos que darnos cuenta de que cuanto más aprendemos menos sabemos si no lo aplicamos y aún así hay que volver a empezar siempre desde cero y con las mismas ganas y entusiasmo.
Besos a tres bandas.

María Jesús,
que razón tienes, podríamos seguir con el tema y no acabaríamos nunca.
Los comentarios dan para eso y mucho más.
Saludos

Isabel,
por supuesto que no hay solo tres.
Es simplemente un modo de explicar el amor tántrico diferenciandolo del meramente físico acto sexual.
Evidentemente todos pasamos por etapas y como se suele decir de otros temas, si no lo pruebas, si no lo vives, ¿como puedes saber lo que es o no mejor o peor para ti? La experiencia vital de cada persona la tiene que pasar ella, no sirve la experiencia de otros. Y como yo suelo decir a menudo, nada es bueno o malo por sí mismo. Y como tu bien dices, hay etapas en la vida que te llevan a vivir las experiencias que necesitas para crecer.

Otro beso para ti.

Tula,
la tercera forma creo que es la más completa o por lo menos la que puede llenar más al ser humano.
Todos la buscamos pero es difícil coincidir dos en la misma onda o vibración. Como decía antes, creo que en eso estamos la mayoría.
Besos.

Caruano dijo...

Llegar tarde a los comentarios tiene su ventaja: encontrar explicaciones en este apartado -el de los comentarios- que arrojan luz sobre el tema (yo siempre me pierdo hablando de amor; bueno, también me pierdo hablando de otras cosas). Volveré a leer el texto.

Un abrazo para tu amigo Mario (ante la libertad, que le den a la nacionalidad y, ya puestos, a los nacionalismos).
Un beso para ti.

Mercedes Thepinkant dijo...

Caro Caru,
nunca es tarde (y menos para tí).
A veces miro las primeras entradas que quedaron sin comentarios y me da una pena... es que parece que les falte algo.
Los comentarios son el punto de vista diferente, la aportación de conocimientos, el desahogo o la aceptación, el regreso de una idea lanzada y devuelta corregida y aumentada. Llega un momento que también son el aliciente principal para seguir.
Que bueno perderse hablando de amor y de lo que sea.

Le doy tu abrazo a Mario.
Gracias
Besicos

Stalker dijo...

Tantrifiquémonos. Busquemos esa tercera orilla...

Occidente nos ha cegado demasiado, nos negó incluso el cuerpo,

abrazos!

RAB//. dijo...

Precioso :)

Mercedes Thepinkant dijo...

Stalker,
difícil encontrar en término medio cuando se quiere enaltecer algo a costa de despreciar su contrario.

Pues eso, a tantrificarse tocan.

Besos y abrazos

Roxana,
si que es precioso, llevarlo a la práctica ya resulta sublime.
Besos.

NINA dijo...

Total, que me quedo como en un coitus interruptus...

Esto de no saber me pone de los pelos!!!


(Me encanta encontrar a todos los que aprecio en los comentarios...)

Siddharta dijo...

Tres modos de hacer el amor: tres estereotipos. Esta descripción es muy buena como esquema de partida, para entendernos. Pero hacer el amor es absolutamente multidimensional y no hay dos veces iguales, ni dos personas iguales. Y desde luego, cuando mayor sea la expansión de la conciencia, mas placentera, enriquecedora y desbordante es la experiencia del sexo. Cuando en el espíritu ya se experimenta que no hay separación, unir los cuerpos es completar el éxtasis. Si tuviera que quedarme solamente con algunas de mis experiencias sexuales, me quedaria con aquellas que se produjeron en ausencia de egoismo, es decir, en plena conciencia de la Unidad con el Universo entero. O sea, sexo tántrico. Lo recomiendo.

1600 Producciones dijo...

Viajar por las tres en un cíclico camino, me quedo con esa opción!

Mercedes Thepinkant dijo...

Nina,
ay que malísimo que es eso...
Pero sí que sabes, lo que pasa es que no sabes que sabes. Las mujeres tenemos la llave del tantra en nuestras manos.
Imaginate lo que me gusta a mi que los que me comentáis os apreciéis.
Yo también os quiero,
besos.

Siddharta,
pues fíjate que yo me quedo con todas. No puedo prescindir de nada porque todo lo que pasa tiene un motivo. Todo lo que sucede está entretejido de circunstancias que nos afectan a nosotros y a los demás. Creo que lo más importante es darse cuenta, ser conscientes en cada momento. El tipo de relación o la satisfacción que cause para mi es secundario.
Besos

1600 Producciones,
bonito nombre.
Eso, viajar, moverse, conocer, no descartar nada. La vida ya nos lleva por donde hemos de ir.
Gracias por comentar.
Un saludo

Siddharta dijo...

Tengo la sensación que no logré expresar lo que queria en mi comentario escrito. Me gustó mucho tu entrada y queria comentar algo que expresara mi visión, pero no me sentia inspirado. Toda mi vida he intentado una aproximación experimental, creativa y no convencional a la sexualidad. Tanto tiempo y el tema todavía me desborda. Y eso me ocurrió: tanto desear, tanta sensualidad, tanta pasión, tanto gozar, tantas experiencias, tanto soñar, tanta emoción, tanto filosofar, tanta lucha por no apegarse, tanta poesía, durante muchos años, todo ello me desbordó.

Y desde luego, también me quedo con todas.

Un beso.