CAJÓN DE SASTRE DE UNA HORMIGA DISIDENTE







sábado, 29 de mayo de 2010

CARTA DE AMOR




Hubo un tiempo en que, sin buscarte, fui encontrando trocitos de ti en otros hombres.
Hombres que me regalaron TUS caricias, TUS miradas y TUS besos. Que me ayudaron a entenderte y a quererte. Que me enseñaron que yo tenía en mis manos mi felicidad y mi destino.
Después, cuando empecé a buscarte ya no te encontraba en ninguno de ellos. Quizás era porque ya sabía que no estabas ahí.

Se que tu también me buscaste sin saberlo y que desesperaste una y otra vez mendigando consuelo en todas las mujeres que te amaron. No fue un camino fácil para ti. También aprendiste de ese modo.

Casi te rindes la última vez, “para que sufrir tanto, prefiero estar tranquilo”, te repetías una y otra vez intentando creértelo. Y te pusiste la coraza. Pero no estas tranquilo, lo sabes, es solo una pose. No estarás tranquilo hasta que me encuentres. Aunque digas que no me buscas. Aunque te mueras de miedo recordando los pedazos rotos de tu corazón. Aunque te vuelvas frío y distante, aunque lo achaques a la edad, la primavera, la pereza o el “yo ya viví eso”. No, no lo viviste, solo eran pruebas, ensayos de la obra. Ahora se acerca tu tiempo, el tiempo de recoger la cosecha y de disfrutar sus frutos. Tienes que ser valiente, jugarte tu carta porque tienes el triunfo en tus manos.

Porque yo te traeré tu paz. Seré tu refugio y tú serás mi hogar. Encontraras en mí los fragmentos de todas las mujeres que amaste y que te regalaron la experiencia necesaria para llegar mí. Y yo encontraré tu corazón sediento para colmarlo con mi amor.

Se que me esperas, aunque tu aún no lo sabes. Y se que todo se va completando y que falta ya muy poco para reencontrarnos, de nuevo, y reconocernos.

No te apresures, ni te angusties, tampoco esperes sentado. Debes estar atento porque pasaré por tu lado y sonreiré. De tu atención y tu perspicacia depende que me reconozcas enseguida o que sigamos buscándonos, mutuamente, hasta el fin de los días.





MAS EN ESTE BLOG
ESPERANZA

18 comentarios:

NINA dijo...

Es para miiiii...???????

Saluti

Isabel Martínez dijo...

Precioso de cabo a rabo, Mercedes.
Qué carta más hermosa a quien llegará a colmarte de dicha.
Deseo que llegue pronto.
Un besazo.

El alegre "opinador" dijo...

Hermosa entrada. Gran imagen, texto maravilloso y buena música.
Lo más bonito es tener la sensación de que ya se ha encontrado a la persona adecuada.
Seguir buscando de por vida tiene que ser una angustia.
Besos.

mariajesusparadela dijo...

Yo, no se si por desgracia para mi, sigo pensando que la media naranja no existe, que cada uno de nosotros es una naranja entera. Los demás nos enriquecen, pero no nos complementan.
Creo.

Pulgarcito soñador dijo...

Noooooooooooooo, es para mi! Hermosa...y la canción! Creo que es mi preferida de Los Beatles!

Charlie Olivares dijo...

No debo ser yo. A mí no me sonreíste cuando pasaste por mi lado.
ILY KISS

Eastriver dijo...

Qué bonito, de verdad, es para quitarse el sombrero. Entiendo tan bien eso del ensayo hasta que llega la persona justa.
Yo sí creo en la media naranja, pero de una forma menos romántica y arrebatada de lo que suele ser habitual. La media naranja no es cuestión de exclusividad. Mucha gente podría ser tu media naranja. Nos encontramos cada tanto con una posible media naranja en el tren, en el metro, por la calle, en la tienda... Se trata de observar bien, estar atento, y cuando se dé la posibilidad no dejar escapar a esa media naranja, y no cambiarla por nada del mundo. Porque aunque la convivencia sea difícil siempre si dos quieren acabarán descubriendo que compartir la vida y ceder a veces aporta mucha felicidad. Es de las mejores cosas que pueden tocarle a uno en la vida.

Hablemos un poco de hombres dijo...

Te invito a mi nuevo blog; el tema principal es simple y conciso, y a la vez muy extenso y complejo: Los Hombres.
Te espero para que compartas conmigo tus experiencias, y me ayudes a comprender la insoportale confusión de la mente masculina.

Saludos!

DanteBertini dijo...

una hormiga de hermosa espalda...
gracias por la visita y los links, espero merecerlos

Mercedes Thepinkant dijo...

Nina,
espero sinceramente que no sea para tí. No te lo tomes a mal, es que creo un cambio tan radical en mi orientación acabaría conmigo.
Pero nunca se sabe... yo ya no me atrevo a hablar que después me tengo que comer mis palabras.
Un beso

Isabel,
Dios te oiga, que ya de tanto sufrir creo que se me hizo un cayo.
Beso para tí también.

Alegre opinador,
me gusta que te guste.
Mientras dura esa sensación sí que es lo mas de lo mas. Lo malo es darse cuenta poco a poco que estabas equivocada. Pero errar es humano y rectificar de sabios, ¿no? pues dentro de cien años todos calvos y sabios.
Beso

María Jesús,
Con mi media naranja hicieron un zumo, así estoy yo. Me buscaré un limón entero y ya está.
Saludos.

Pulgui,
¿Sí? Tu crees que es para tí? Bueno, cuando pase por tu lado lo sabremos, o no.
Besos de todos modos.

Charlie,
No me acuerdo.
Tu tampoco sonríes mucho.
ILYT

Ramón,
pues yo creo que a base de ceder se acaba destensando la cuerda y ya no vuelve nunca mas a ser igual.
Nadie puede darte la felicidad si tu no la tienes, es cierto. Pero la magia del amor se da o no se da. Y cuando se acaba, por mucha buena voluntad que se tenga, se tiene que dejar estar y a otras cosas.
Con amor todo es posible, pero sin él nada se puede hacer.
Gracias por tu comentario tan agradable.
Un beso

Hablemos,
he mirado tu blog pero no es mi estilo. Creo que no puedo ayudarte ni compartiendo mis experiencias ni comprendiendo la insoportable confusión de la mente masculina.
Que te vaya bien,
saludo.

Dante Bertini,
sinceramente, gracias por el cumplido, o el piropo. Ultimamente no se que les pasa a los hombres que no los hacen y a las mujeres que no los quiere aceptar. ¿Tamos locos o que?
Te sigo,
un saludo.

jnj dijo...

¡Vaya!, si alguna vez merece la pena que el camino no sea la meta, sin duda es ésta. Y, si llegas a ella, reescribe la carta caligráficamente y ponle destinatario, remitente y sello.

Bonito rincón.

Caruano dijo...

Mercedes, qué carta tan bonita. Mereces encontrar todo lo que buscas.
Y lo encontrarás.
Preciosa canción la de los Beatles.

Un abrazo muy fuerte.

Mercedes Thepinkant dijo...

jnj,
totalmente de acuerdo. SIEMPRE vale la pena este camino, da igual llegar o no a la meta. Si llego a ella creo que haré lo que dices.
Gracias.
Te sigo.
Un saludo.

Caro Caru,
gracias miles por tus buenos deseos.
Recibo tu abrazo fuerte, un beso para ti.

tula dijo...

Tu lucidez es fruto del ser consciente,
tomo nota, estoy en ello.
un beso...viajera.

Frank Invernoz dijo...

Te cruzaste en mi camino y ahora me puedes ver. Recibí tu carta y te la contesto con el telón de los Beatles. Seguimos el viaje sin arrepentirnos de habernos equivocado en los últimos cruces de caminos. Sigue la esperanza de encontrar el camino definitivo, quizás el único, transitando el laberinto ¿de Borges, quizás?.

Mercedes Thepinkant dijo...

Tula,
Espero que tengas razón.
Gracias.
Otro beso para ti también.

Frank,
Cuantos cruces de caminos eh?
Me siento afortunada de poder encontrarme con tanta y tanta gente que va y viene.
Nos encontramos y nos reconocemos, es cierto, aunque sea en este mundo virtual, pero reconforta.
La esperanza es compartida.
Bienvenido, un saludo afectuoso.

Siddharta dijo...

¡Que preciosa carta, hormiguita! Me ha impresionado. Pero quizás este hombre no existe entero, tendrás que seguir disfrutando sus trozitos ... quizas seas tu que deberás juntarlos todos.

Un abrazo.

Mercedes Thepinkant dijo...

Siddharta,

yo creo que sí existe y lo encontraré tarde o temprano. Me da igual que sea en esta vida o en otra.
De momento, sigo aprendiendo y agradeciendo a todos los hombres que se cruzan en mi vida por todo el amor que me dan.

Un beso.